sábado, 8 de octubre de 2011

Los andaluces no "pasamos el día en un bar"

Llevan algunos días metiendose con los andaluces. Son los políticos catalanes. Un día fue cómo hablamos por el sur de España afirmando que a los niños andaluces no se les entiende cuando hablan en castellano. Ayer volvieron a meter la pata acusando a los andaluces de estar todo el "día en el bar del pueblo".

No voy a contestar desde le óptica política, pues no es el objetivo de este Blog. Hablo en nombre cristiano, como sacerdote andaluz, siento dolor de que un político que se encuadra en el pensamiento social y cristiano ofenda gratuitamente al pueblo andaluz afirmando que pasamos todo el día metidos en un bar.

Los feligreses que yo tengo no lo hacen en el cien por cien. Son ciudadanos que,  si tienen trabajo van a él todos los días trabajando más horas que un reloj para sacar adelante a su esposa e hijos. En el caso de no tener trabajo buscan la forma, sobre todo en la venta ambulante en los mercardillos, honrada de ganarse el pan con el sudor de su frente.

Seguramente, el político catalán bocazas donde los haya se cree que todavía por el sur de España las mujeres visten bata de cola flameca y los hombres de torero. Ruego a ese político catalán que retire esas ofensas al ciudadano andaluz, porque no es propio de una persona que afirma estar en un partido cristiano ofender gratis a quienes nos dejamos la piel todos los días por vivir como seres humanos.

Es verdad que no poseemos dos lenguas. Es verdad que aquí, en Andalucía, no estamos peleados entre nosotros por la independencias y demás asuntos de los que presumen por Cataluña. Aquí somos gente honrada en el amplio sentido de la palabra y está sociedad está menos alejada de la Iglesia que la catalana de estos tiempos.

Nuestros abuelos marcharon hasta Cataluña a trabajar porque por aquí no había donde poder ganar un dinero digno. Sobre los hombros de aquellos emigrantes los catalanes levantaron su imperio regional y nunca eran gente indolente y perezosa.

Asi pues, ruego al Señor que paren los catalanes de ofender a los andaluces, porque nosotros no lo hacemos ningún daño. Claro que según el refrán castellano no ofende quien quiere, sino quien puede, y el pueblo catalán no se merecen políticos que ofendan a otros españoles.

Quien desee conocer la noticia aquí dejo el enlace:

http://www.libertaddigital.com/nacional/2011-10-08/duran-dice-que-los-andaluces-se-pasan-el-dia-en-el-bar-con-el-dinero-de-los-catalanes-1276437632/

Tomás de la Torre Lendínez

1 comentario:

  1. Lo siento padre, pero... ¿y el PER, por ejemplo? Tal vez sus feligreses sean la excepción, pero no reconocer que allí abajo la cosa deja mucho que desear...

    ResponderEliminar