sábado, 15 de octubre de 2011

El programa socialista ataca, otra vez, a la Iglesia Católica

Mal casamiento hace el socialismo moribundo con la Iglesia, a la que detesta y odia. En el programa electoral dado a conocer ayer, la Iglesia es blanco de las iras irracionales de un partido con más de un siglo de furor contra el cristianismo.

En el programa socialista se prometen dos leyes la de la muerte digna y la  de igualdad de trato.

Y aparece como novedad el socialismo desamortizador de los bienes de la Iglesia. Lo dicen de la siguiente forma:

"Suprimir los "privilegios hipotecarios" de la Iglesia: El texto señala que la Ley Hipotecaria "arrastra un privilegio en favor de la Iglesia Católica, tributario de épocas pasadas y carente de justificación, que equipara a la Iglesia Católica a las Administraciones territoriales y Corporaciones de derecho público, facultándola para emitir sus propios certificados de dominio en ausencia de título escrito de dominio, que resulta contrario a su naturaleza jurídica y al principio de aconfesionalidad del Estado". Por ello, procederá a modificar el artículo 206 de la Ley Hipotecaria y 340 de su Reglamento a fin de eliminar lo que, a juicio de los socialistas, es un "injustificado privilegio".

Con estos mimbres, el partido socialista, en el supuesto que gane las elecciones, será un seguidor de aquellos gobiernos y ministros desamortizadores del siglo XIX, como Mendizábal y Madoz.

Esto es muy actual: volver a atacar a la Iglesia con hace doscientos años.

Dejo este dato escrito aquí para información de los lectores que no conocerán un aspecto como éste guardado por los medios de comunicación oficiales actuales.

Tomás de la Torre Lendínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada