miércoles, 14 de septiembre de 2011

Asesinado un sacerdote de 34 años en Colombia

En este Blog he dejado constancia de la muerte de un sacerdote colombiano a primeros de septiembre. Ahora tenemos otro ha sido asesinado en el mismo país. Con esta muerte se alcanza la cifra de 6 curas matados en Colombia en lo que va de año.

Es una triste realidad humana y eclesial. El nombre de éste último es Gualberto Oviedo Arrieta, a quien mataron en la casa parroquial y no robaron nada de sus objetos personales.

La Conferencia Episcopal Colombiana ha dado a conocer una nota a la opinión pública lamentado esta muerte y la de todos los demás obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas matados en el país en los últimos años.

Invito a todos los lectores a que recemos por el eterno descanso del alma del padre Oviedo Arrieta, y que desaparezca esa persecución a todos los pastores de la Iglesia en Colombia.

Quien desee saber más dejo aquí el enlace:

http://revistaecclesia.com/content/view/28795/1/

Tomás de la Torre Lendínez

1 comentario:

  1. Algo parecido sucede en España, hay pobrecillos sacerdotes, que sufren incluso hasta palizas, de gente sin corazón, y para robar unas pocas monedas.

    ¿Qué significa que haya sacerdotes que sufren diversos tipos de persecuciones? la causa es su amor a Cristo y al Evangelio.

    El demonio anda muy revuelto, porque incluso envía a algunos de los suyos, para quemar iglesias.

    Pero como deseamos edificarnos en la Roca, las tempestades no nos podrán hundir, quizás dar empujones, pero el Señor no nos dejará sólo.

    ResponderEliminar