miércoles, 3 de agosto de 2011

Los archiveros eclesiales se juntan y no hablan sobre la seguridad de los documentos

Ha salido publicado el programa completo de los actos a celebrar con motivo del XXVI Congreso de la Asociación de los Archiveros de la Iglesia en España. Será en Bilbao, desde 12 al 16 de septiembre.

Cuando he leído la noticia veo con pena que no se trata un tema capital: la seguridad de las piezas únicas que los archivos eclesiales contienen. Tras el robo del Códice compostelano, todo lo que se hable, se programe, se intercambie, se proyecte sobre el tema de la seguridad del patrimonio documental de los tesoros yacentes en los archivos eclesiales, es poco. Pero que no se trate nada me parece una gran laguna y la pérdida de una singular ocasión.

Los archiveros de la Iglesia en España no poseen ninguno una varita mágica para guardar sus piezas intocables por parte de ladrones o similares. Pero me parece que si se reunen, tras los sucesos de Santiago de Compostela, y no tratan sobre un asunto tan importante como la seguridad de las piezas que ellos custodian, están regando fuera del tiesto.

Una vez más, cada archivo debe buscarse la mejor solución de la seguridad de sus fondos, sin conocer cuales son las experiencias que se estén haciendo en tal o cual lugar de España, o para imitarlas, o para hacer fuerza en común como archiveros de las diócesis españolas ante las autoridades locales, e incluso ante las empresas productoras de artilugios de seguridad de la máxima confianza, para perfeccionar la custodia de tales piezas patrimoniales y documentales.

Lo digo claro y lo firmo: una oportunidad perdida. Todavía tienen tiempo de meter este asunto en el programa de actos.

Quien desee conocer más pinche en el siguiente enlace:

http://revistaecclesia.com/content/view/27977/1/

Tomás de la Torre Lendínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada