viernes, 5 de agosto de 2011

Escultura de Juan Pablo II en la sede de la Conferencia Episcopal Española

Para resaltar la importancia de la JMJ, inventada por el Papa Juan Pablo II, los obispos españoles han colocado un recuerdo en el edificio de la calle Añastro número 1. Es una escultura de este Beato de la Iglesia Católica, Juan Pablo II, que fue el que bendijo la Casa de la Iglesia en el otoño de 1982, durante su primera visita a España.

La noticia está colgada en Ecclesia Digital. Y dice así:

"La Conferencia Episcopal Española ha instalado en su sede, ubicada en la calle Añastro nº 1 de Madrid, una escultura del Beato Juan Pablo II, patrono de la próxima Jornada Mundial de la Juventud. El Papa polaco fue quien inauguró y bendijo las instalaciones de la Conferencia Episcopal el 31 de octubre de 1982, con motivo de su primer viaje apostólico a España.
Image
La escultura es un medallón en relieve, de 56 cm. de diámetro, esculpido en bronce. Es obra del artista Marco Augusto Dueñas Cepas, nacido en Córdoba en 1971 y diplomado en Escultura en la Academia de Bellas Artes “Mateo Inurria”. Entre otros trabajos, ha realizado dos esculturas en mármol para la Basílica de San Pedro (santa Rafaela María y san Marón) y las figuras de san Gabriel y san Miguel para la Catedral de la Almudena, dentro de un proyecto escultórico para finalizar la fachada exterior del templo.

El medallón se ha instalado en la entrada principal de la Conferencia Episcopal, junto a una placa, ya existente, conmemorativa de su primera visita en 1982. La nueva escultura está inserta en otra placa de mármol (110 x 68) en la que se recogen las fechas de nacimiento, muerte y beatificación de Juan Pablo II, y se señala que el Papa visitó de nuevo la sede del episcopado español en el año 1993."

Con este bello recuerdo se cierra el círculo de agradecimiento de la Iglesia de España hacia el Beato Juan Pablo II, el Grande. Un hombre providencial en la vida de la Iglesia Católica. Ojalá el Señor nos regale muchos Papas futuros como él. Será la prueba de que la Iglesia sigue conducida por el Espíritu Santo.

Tomás de la Torre Lendínez



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada