martes, 1 de noviembre de 2011

Monja teóloga contra el Papa en USA

Desde los primeros años de la vida de la Iglesia Católica las herejías crecían dentro de las comunidades cristianas. Algunas arrasaron contra las verdades esenciales de la fe católica, que tuvieron que reunirse los Concilios Ecuménicos para condenar a los recalcitrantes herejes de aquellos siglos.

La sistematización del Credo de la Iglesia, como Símbolo de la fe, supuso disponer de un elenco de verdades, donde tendrían que chocar algunos de los que pretendían ir contra el Magisterio de la Iglesia, garante de la unidad de la fe católica y apostólica.

Muchos escritores eclesiásticos y teólogos han sido censurados a lo largo de la historia eclesial. Actualmente han entrado en escena algunas monjas que, también, han recibido su censura correspondiente, aunque teniendo una cabeza más dura que una piedra siguen erre que erre montadas en el error por pura soberbia intelectual y ambiental que les jalea su postura.

El caso de la monja Elizabeth Johnson, en Estados Unidos, está siendo un ejemplo de lo citado en el párrafo anterior. Además, el hecho de que los jesuitas de la universidad donde imparte clases de teología la apoyen, empeora la situación y convierte a esta religiosa en una gallina excesivamente cacareante contra el Magisterio de la Iglesia.

Como la historia de la noticia es larga, dejo el enlace como siempre.

http://vaticaninsider.lastampa.it/es/homepage/reportajes-y-entrevistas/dettagliospain/articolo/teologia-9492/

Invito a los lectores a rezar por todos los que se creen poseedores de una verdad que no es tal. Para estudiar, leer, enseñar y escribir sobre la Sagrada Teología se necesita una inmensa humildad. En caso contrario, mejor es dejar el paso a otros que lo hagan mejor.

Tomás de la Torre Lendínez

1 comentario:

  1. Hace algún tiempo, antes de la JMJ hubo grupos de monjas que se oponían al Santo Padre, porque habían aceptado en su corazón la fidelidad a Cristo y a la Iglesia, por tanto, un rechazo al Concilio Vaticano II, es decir, que ellas, estas "religiosas", no querían identificarse con Cristo, sino con el mundo, es lo que dieron a entender en sus protestas, que no querían renunciar a su vestimenta seglar.

    Cuando se oponen al Papa, se oponen a la Voluntad de Dios, han dejado de perseverar en el camino de la Santa Obediencia que lleva a la salvación eterna.

    ResponderEliminar