viernes, 4 de noviembre de 2011

Los mártires malagueños en la Red de Internet

La diócesis de Málaga ha deseado que todos los mártires que durante los años treinta derramaron su sangre por defender a Cristo y su Iglesia en la provincia estén presentes en la web www.diocesismalaga.es/santos. La información que se encuentra colgada es absolutamente interesante para conocer la vida de las personas que fueron martirizadas defendiendo su fe  católica contra los enemigos de la misma.

Se adjunta un cuestionario básico para que los lectores que lo deseen puedan cooperar y colaborar, especialmente, con noticias y datos de los mártires malagueños durante la década de los años treinta del siglo pasado.

Mañana, domingo, en toda España, se celebra la fiesta de los mártires que ya están en los altares y que fueron matados por el odio a la fe católica que representó aquella persecución masiva que sufrió la Iglesia en España. Se cumplen además el setenta y cinco aniversario del año más duro de la persecución: 1936, cuando comienza la Guerra Civil y los odios y venganzas se desatan por todas las tierras españolas.

Para conocer más dejo el enlace:

http://revistaecclesia.com/content/view/30006/1/

Tomás de la Torre Lendínez

1 comentario:

  1. Muchos otros mártires cristianos, todavia están en estudio por la Iglesia Católica para su beatificación en los próximos años-

    Hay algunos que cuando no tienen una vida según el Corazón de Jesucristo, se imaginan que ser "mártir" por causas republicanas y comunista durante la Guerra civil. Pero están llenos de confusión, ser mártir es morir siguiendo el ejemplo de nuestro Señor Jesucristo, por defender los derechos de Dios, no de los hombres que viven en pecado. Entonces sería, como los que murieron en las guerras mundiales, también se les podrían llamar "mártires", con este ejemplo, es claro que los fallecidos en esos combates, no murieron por Cristo, en cuánto tuvieron en sus manos armas para causar la muerte a sus adversarios.

    El que muere matando, que se quiten de la mente, que no son mártires.

    ResponderEliminar