lunes, 7 de noviembre de 2011

La nueva Miss Mundo, una venezolana que quiso ser monja

La noticia la coloco tal cual la expone Libertad Digital:

"La representante de Venezuela, Ivian Lunasol Sarcos Colmenares, ha sido elegida Miss Mundo 2011 al término de un certamen celebrado en Londres, en el que concursaron jóvenes de más de cien países. Detrás de la venezolana quedaron la representante de Filipinas, Gwendoline Ruais, y la de Puerto Rico, Amanda Perez.

Ivian Lunasol Sarcos Colmenares -morena de 21 años y que mide 1 metro y 79 centímetros- es licenciada en Recursos Humanos, procede de una familia de 12 hermanos. Admiradora de Alejandro Sanz, dijo que quiere utilizar su título para ayudar a la gente. "Ganar significa todo para mí y espero aprovechar esto de una manera productiva. Estoy increíblemente feliz de haber ganado, y hay -en el certamen- algunas chicas fantásticas", dijo la joven.

"Lo primero y lo que más quiero es ayudar a la gente que lo necesita. Quiero ayudar a gente como yo. Soy huérfana y también quisiera ayudar a los ancianos y a los adolescentes con problemas, a toda la gente que pueda", agregó la joven venezolana, que quedó huérfana de padres de pequeña y pensó en algún momento en ser monja.

El evento, en el que las jóvenes desfilaron en distintos trajes, tuvo lugar en el centro de exposiciones de Earl's Court –en Londres- y se trata de la sexagésima edición de Miss Mundo. Sarcos Colmenares pasará un año visitando diversos proyectos con fines benéficos en todo el mundo.

Según informa Efe, las tres chicas fueron elegidas de entre las siete finalistas -Puerto Rico, Venezuela, Filipinas, Corea del Sur, Sudáfrica, Escocia e Inglaterra- que quedaron en la final después de que desfilaran las más de cien que participaron en el concurso.

Según los organizadores, este evento es seguido por más de mil millones de televidentes en más de 168 países y la próxima edición tendrá lugar en China.

Pese a la popularidad del certamen, éste ha recibido las críticas de las organizaciones feministas, que consideran que el concurso es degradante para la mujer y supone un revés para la igualdad entre mujeres y hombres.

En un comunicado conjunto divulgado el domingo, varios de estos grupos, entre ellos London Feminist Network, Object y UK Feminista, señalaron que están "furiosos" con el espectáculo."

Solamente saco una consecuencia: dentro del glamour, y de la indiferencia, del mundo de los concursos de belleza, existen, aunque sea una sola vez, personas llenas de ideales humanos y cristianos. Esto es positivo.

Tomás de la Torre Lendínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada